Me llamo Hana Kanjaa y puedo decir que en mi vida he conseguido casi cualquier cosa que me he propuesto.

Cosas que me parecían imposibles.

  • Celebrar mi boda a 4000 metros de altura.
  • Darme una vuelta al mundo cuando internet todavía iba a pedales.
  • Levantar un negocio rentable de la nada y reventar mis límites de facturación.
  • Dar una charla TEDx cuando esto todavía era algo importante y molón. Ya no lo es.
  • Publicar un libro con un gran sello y vender miles de ejemplares.
  • Convertirme en una de las primeras mujeres en practicar salto base en España.
  • Salir en un montón de medios de comunicación y sentirme como en casa.
  • Ponerme más fuerte que el vinagre con 40 años, sin haber hecho deporte en mi vida.

Y seguro que si lees esto, puede que te hagas una idea equivocada sobre mi.
La idea de una vida perfecta, impecable, con chorros de brilli-brilli.
La idea de una mujer poderosa a la que nunca le sale nada mal.

Nada más lejos de la realidad.

Porque, ¿sabes qué?

Que también he fracasado y mordido el polvo innumerables veces.

Y que he aprendido infinitamente más de mis flagrantes fracasos.

  • Como cuando sufrí un TCA (Trastorno de la Conducta Alimentaria – a.k.a bulimia) durante 7 años en una etapa que describo como un profundo infierno vital que aplastó mi autoestima como un bulldozer.
  • O como cuando tuve un accidente practicando salto base y estuve a punto de morir, permaneciendo cuatro horas colgada a 200 metros de altura hasta que me rescataron en plan película de acción.
  • O como, tras casi una década de hacer crecer mi negocio como nunca, quebré a lo grande y estuve a punto de cerrar… sufrimiento extremo y dramón incluidos en el pack.

Han sido estos fracasos los que verdaderamente me han permitido llegar a donde estoy hoy.

Y seguro que estás leyendo esto y estás pensando que tú también has pasado por situaciones complicadas que has sido capaz de superar.
Porque todos tenemos millones de historias de fracasos y éxitos que nos hacen ser quien somos, ¿verdad?

¿Y por qué te cuento esto?

Porque creo firmemente que todos tenemos dentro de nosotros una identidad secreta que nos ayuda en los momentos difíciles, y que surge cuando nos atrevemos a adentrarnos en lo desconocido, en lo incierto.

En aquello que no conocemos y que nos resulta profundamente incómodo.

Nos pasamos la vida evitando la incomodidad y los retos, dejando que el torbellino de miedos, inseguridades y limitaciones nos vayan asfixiando en vida cuando la solución está ahí, delante de nuestras narices.

Porque son precisamente esos momentos jodidamente incómodos, esos que piensas que no vas a poder soportar, suponen retos significativos que esconden nuestra mayor oportunidad de crecimiento.

Justo ahí. En ese espacio en el que te sientes tan vulnerable, cuando te sientes al límite y tu cuerpo y tu mente están en máxima tensión, y el corazón parece que se te va a salir del pecho… conectas con esa parte de ti que está llena de coraje y, de repente, te das permiso para que esa otra parte de ti, esa identidad secreta, se haga cargo.

Y cuánto más te expones (a la crítica, al juicio, al fracaso, al conflicto, al rechazo…) más fortaleza mental y emocional construyes.

Con tus propias manos.

Vas dejando atrás el miedo, la inseguridad, la parálisis y las dudas, y vas creando dentro de ti una confianza aplastante.

Una confianza que te permite siempre:

Esperar lo mejor.
Y sentirte preparada para lo peor.

Y desde ahí, te comes el puto mundo. Te lo aseguro.

Y ya sé que esto suena muy ¡wow! pero en realidad el secreto consiste en dar pequeños pasitos diarios en el camino de todo aquello que estás evitando, que van forjando en ti mejores hábitos y más disciplina, y que producen a su vez ese cambio profundo dentro de ti y que te cambia la vida por fuera.

Y cuando pasa un tiempo y miras te miras al espejo, casi no te reconoces.

O sí. Porque te das cuenta de que toda esa confianza y esa fortaleza mental siempre estuvo dentro de ti. Ahora simplemente sabes cómo acceder a ella. 

 

Y así es como se produce una transformación radical a nivel de identidad.

No hay más.

Puedo decirlo tan categóricamente porque es lo que llevo haciendo durante los últimos diez años non-stop con mis alumnas a través de mis cursos, formaciones y experiencias.

Con resultados aplastantes.

Y también porque es justo lo que he experimentado yo, año tras año, en mi propia vida.

Y si te apuntas a la KanjiLetter te darás cuenta de que siempre predico con el ejemplo y que todo lo que te acabo de contar, funciona.

Puedes suscribirte justo aquí abajo para no perdértelo. Es gratis y además te regalo mi meditación guiada más poderosa. Un auténtico viaje que te dejará más serena y enfocada en solo veinticinco minutos. 

¡APÚNTATE JUSTO AQUÍ!

ALGUNOS DATOS RANDOM

01

Me gusta comunicar. Y hacer videos. Y mojarme en esos videos.

02

Antes mi marca personal giraba en torno a la idea del circo, porque me parece una buena analogía de la vida: imagina un espectáculo del Circo del Sol y piensa en la de veces que los artistas se han tenido que caerse y levantarse, equivocarse y aprender, sufrir y seguir adelante…para crear tanta belleza. Pues la vida es igual.

Te hablo más de esto en este video que hasta la fecha es mi video más pro.

03

04

Hana Kanjaa no es un nombre artístico. Mi segundo apellido es Ben-Bouker y todas mis raíces son de Marruecos. Un país que, si tienes posibilidad, no deberías perderte. Mis orígenes son muy humildes y por eso la mayoría de las excusas que escucho cada día simplemente no me valen.

No tengo una biografía escrita en tercera persona. Pero te puedo contar que:

  • Estoy Licenciada en Publicidad y RRPP y tengo un Master en Relaciones Internacionales y Comercio Exterior.
  • Hablo de forma fluida 3 idiomas: español, inglés y marroquí. Y me desenvuelvo muy bien en francés.
  • Soy coach certificada desde el año 2009 con miles de horas de experiencia con clientes y alumnos.

Para todo lo demás, me puedes encontrar en Linkedin.

03

Hana Kanjaa no es un nombre artístico. Mi segundo apellido es Ben-Bouker y todas mis raíces son de Marruecos. Un país que, si tienes posibilidad, no deberías perderte. Mis orígenes son muy humildes y por eso la mayoría de las excusas que escucho cada día simplemente no me valen.

04

No tengo una biografía escrita en tercera persona. Pero te puedo contar que:

  • Estoy Licenciada en Publicidad y RRPP y tengo un Master en Relaciones Internacionales y Comercio Exterior.
  • Hablo de forma fluida 3 idiomas: español, inglés y marroquí. Y me desenvuelvo muy bien en francés.
  • Soy coach certificada desde el año 2009 con miles de horas de experiencia con clientes y alumnos.

Para todo lo demás, me puedes encontrar en Linkedin.

Y ahora que me conoces un poco mejor, no te olvides de apuntarte a la KanjiLetter para no perderte nada. Sé que te estoy dando un poco la turra con esto, pero te aseguro que no te vas a arrepentir. 

KANJILETTERS DE MI PARA TI